Las ventajas del acero para invernaderos

Tal y como avanzábamos en artículos anteriores, Mettecno 2000 cerró el ejercicio pasado con el propósito de diversificar su oferta hacia otros sectores, entre ellos el del mueble y el agrario. Un objetivo factible gracias a la última adquisición de la empresa: una máquina de corte por láser, en concreto la Lasertube LT5, que facilita el manejo de algunos materiales como el acero inoxidable, utilizado frecuentemente para la construcción de invernaderos.

Los invernaderos son la estructura arquitectónica más preciada por los agricultores. Se trata de estructuras cerradas compuestas por pilares y vigas que sujetan la cubierta del recinto para mantener una temperatura regular que proteja el cultivo del agricultor de las condiciones climáticas adversas. Esta cubierta, aparentemente sencilla, necesita de materiales que sean resistentes para evitar su desestabilización.

Las vigas son su principal punto de aguante y por eso, es fundamental que estén constituidas de un buen material, como es el acero. Una de las mejores cualidades del acero inoxidable es su alta resistencia a la oxidación atmosférica, puede soportar del mismo modo tanto elevadas temperaturas como aquellas por debajo de 0º. Al igual que es resistente a variaciones bruscas.

Teniendo en cuenta las necesidades del planeta y los esfuerzos de los agricultores por ser cada vez más cuidadosos con el medio ambiente, el acero inoxidable se trata de una inversión sostenible. Si se cuida adecuadamente mantiene una larga durabilidad y, además, es un material reciclable. Por último, su bajo coste y sus cualidades estéticas e higiénicas lo posicionan en un buen lugar por satisfacer las necesidades del sector agrícola.